gestión RRHH

Los nuestros son los de amarillo…Reorganiza tu empresa: ¿Cuál es el color de tu organización?

Miguel Infantes | 09.03.2018

Pongamos algunos ejemplos foráneos para no molestar a los presentes ni a sensibilidades tuiteras castizas:

  • Space X logra lanzar el cohete con mayor capacidad desde el Apolo con una inversión en I+D de 800 millones de dólares. Mientras, la NASA ya tiene fecha (finales de 2023) para el lanzamiento de su cohete, pero lleva quemados más de 12.000 millones de dólares de los contribuyentes.
  • Apple, una de las empresas con mayor valor bursátil y que cuenta con recursos prácticamente ilimitados, ha retrasado seis de los 10 productos que tenía pensando ofrecer en 2017 y sus distintas soluciones de software acumulan bugs, fallos de seguridad y quejas generalizadas de sus usuarios/as más fieles. En 2018 retrasará la salida de mejoras en su sistema operativo estrella, el del iPhone, para barrer un poco la casa y los desastres.
  • Después del escándalo de los motores diésel, las empresas alemanas continúan sin apostar por el coche eléctrico e insisten en matarse “en la carrera” y de paso a nosotros por falta de un plan estratégico concreto.

Los casos antes expuestos ocultan una simple realidad y es que muchas veces las empresas (da lo mismo el tamaño, la actividad o el país) son su peor enemigo. Esta enfermedad tiene muchos nombres:

  • Inercias negativas.
  • Culturas corporativas equivocadas.
  • Plantillas y procesos obsoletos.
  • Falta de empatía hacia el contexto, el ecosistema o los cambios socioeconómicos, etc.
  • “Burrocracia” interna.

Este último hasta tiene un nombre: la ley de rendimientos decrecientes, que viene a decir que conforme en un proyecto se amplía la incorporación de nuevos recursos (económicos, logísticos o humanos) no van a significar un mayor crecimiento, es decir, que, si bien el sueño de toda gran empresa es la economía de escala, ni siquiera esa se salva de romper las matemáticas. El doble de trabajadores/as, técnicos/as o informáticos/as no significa reducir los tiempos de entrega a la mitad. Es más, el/la de contabilidad descorcha una botella si se llega al 30% de mejora neta.

Soluciones quiero

 

Y ahora que tengo vuestra atención diréis: “bueno, eso lo sabemos. En mi empresa somos cuatro gatos y los de contabilidad son para matarlos y los de marketing beben sangre fresca y no hay formas de coordinarnos con ellos…”

Si admitimos que el primer deporte nacional de muchos países es la queja y/o rumiación perpetua sobre compañeros/as, jefes/as y hasta sobre el perro de la caseta de la obra de al lado, parece que no existe una forma de salir de ese círculo, pero sí que hay una manera y es una receta sencilla. Toma nota de los ingredientes:

  1. Vas a esta dirección: Pulsa aquí.
  2. Inscribes a tu empresa/organización para hacer estas 20 horas de formación.
  3. Comprendes cuál es el color de tu empresa y tus males.
  4. Te vuelves a tu empresa/organización y aplicas cuidadosamente los pasos para cambiar de color y de cultura empresarial.
  5. Después te vas con tu equipo a comer un shawarma.

Los Vengadores

Posdata: ¿Cuál es el color de tu empresa? Reinventa tu organización o empresa es otro producto del departamento de I+D del Grupo Mainjobs, irresponsables y culpables de Productividad de Cine, Art Marketing o Neuromarketing aplicado a la atención al público. Envíanos un correo y pídenos información antes de que nos encierren a minfantes@mainfor.edu.es

Si te ha gustado este post...¡Compártelo!


¿Qué te ha parecido el post? Puedes opinar ;)

No le vamos a enseñar tu email a nadie ;)